sábado, 21 de enero de 2012

MONARQUIA O REPUBLICA

Monarquía ó Republica


La pregunta surge de forma recurrente muy a menudo, por ello es aconsejable el plantear y resolver la cuestión de forma clara y definitiva.
Se dice de la monarquía que es una institución antigua y que los que amamos las tradiciones deberíamos ser monárquicos convencidos. Para ello nos endulzan el oído con el argumento de que esta formula al igual que la republicana, admiten todo tipo de sistemas políticos, que la monarquía reina pero no gobierna. La verdad es que no les falta razón a estos argumentos, recordemos que el fascismo italiano acepto la forma de estado monárquico durante  su revolución. Fascista.
Bien, no tendría mayor trascendencia si no fuera porque la formula monárquica es profundamente injusta y es además profundamente anti falangista. ¿Como podríamos cuestionar los falangistas, el derecho a la propiedad privada en su vertiente de explotación considerándola injusta, si admitiéramos los todavía mas injustos derechos dinásticos de sangre?
¿Acaso la representación mas alta de la patria, debe ser considerado como un cortijo, que pasa de padres a hijos sin mayor requisito? No, no es posible que estemos de acuerdo en esto, por mucha tradición que tenga la monarquía. Nosotros creemos en la excelencia del estado, tan solo los mejores deben de acceder a la representación del estado.
Otro argumento habitual, es el decirnos que la monarquía es la garantía del estado. De la unidad patria y de no se que mas. Falso, hemos visto a lo largo de la historia como la monarquía ha fracasado en el mantenimiento de estos principios, véase la defección de Alfonso Xlll y véase el crecimiento separatista actual dentro de nuestra patria, sin que la corona mueva un solo dedo, parece, la monarquía, ya conformada con tener un cortijo recortado, pero suficiente para su mantenimiento.
Tampoco nos vale la republica liberal, de nefasto recuerdo en nuestra patria, que acabo degenerando en guerra civil, Nosotros apostamos por la Republica Nacional, republica que no este sujeta al capricho de unos votos fácilmente manipulables por la propaganda mundialista del sistema.

Manuel Maqueda